La Reserva Federal ha anunciado su intención de mantener el precio del dinero en mínimos un año más de lo previsto.

Tras una reunión de dos días, los componente de la Reserva Federal de EE.UU. han anunciado que los tipos de interés del país del Tío Sam se mantendrán cercanos a cero hasta finales de 2014 aunque, en principio, las pretensiones eran de mantenerlos sólo hasta 2013.

Como parte de un esfuerzo por ofrecer una visión más clara de su pensamiento, la Reserva Federal comenzará a publicar hoy las proyecciones políticas individuales de los miembros del consejo.

También existe la posibilidad de que los miembros de la Fed anuncien una meta explícita de inflación, tal vez en el entorno del 2%.

Funcionarios de la Fed parecen dispuestos a tomarse su tiempo para determinar si llevan a cabo un nuevo estímulo monetario. Muchos economistas esperan que eventualmente se anuncie otra racha de compra de bonos, probablemente centrada en deuda hipotecaria.

La Fed redujo la tasa interbancaria de fondos federales a cerca de cero en diciembre de 2008 para luchar contra la crisis. También ha más que triplicado el tamaño de su balance de bonos hasta los 2,9 billón dólares a través de dos programas separados de compra de títulos.

La política llevada a cabo por el organismo ha evitado una recesión aún más devastadora, pero ha sido insuficiente para reducir el desempleo a niveles considerados normales en tiempos de bonanza económica.