Las inyecciones de capital forman parte de un plan de acción conjunto acordado en diciembre por la Reserva Federal con el Banco Central Europeo (BCE), el Banco de Inglaterra, el Banco Nacional Suizo (BNS) y el Banco de Canadá.Hasta ahora las subastas han contado con un alto nivel de participación en Estados Unidos,
aparentemente porque ofrecen el anonimato a las instituciones que solicitan los préstamos de la "Fed", con vencimiento de 28 días.La Reserva Federal pone créditos de corto plazo a disposición de los bancos de manera rutinaria a través de la llamada "ventana de descuento", pero la identidad de las instituciones que la usan es divulgada al público.Por ello, este mecanismo apenas tiene movimiento, dado el temor de los bancos de que los inversores lo vean como evidencia de que las instituciones son incapaces de obtener financiación privada.La Reserva Federal realizará las subastas especiales el 11 y el 25 de febrero. Para facilitar la participación de instituciones de menor tamaño, redujo la oferta mínima que pueden presentar los bancos de 10 a 5 millones de dólares.La entidad anunciará el 29 de febrero si continuará con la iniciativa en marzo.