La Reserva Federal de EEUU (Fed) comprará grandes cantidades de títulos de deuda de corto plazo, para reactivar los mercados financieros. Una intervención sin precendentes en la que el banco central de Estados Unidos creará una Facilidad de Financiación de Títulos Comerciales(CPFF por sus siglas en inglés), con la intención de proveer de liquidez a los mercados de fondos a corto plazo.
La CPFF proveerá un respaldo de liquidez a los emisores estadounidenses de títulos comerciales mediante la compra de títulos de tres meses, sin seguro, y respaldados por activos, directamente de los emisores elegibles, según la FED. Para este fin, la reserva empleará un instrumento financiero que denominó "vehículo de propósito especial" (o SPV, por su sigla en inglés). "La Reserva proveerá financiación al SPV en el marco de la Facilidad de Financiación de Títulos Comerciales y estará asegurado por todos los activos del SPV en el caso de títulos comerciales que no sean títulos comerciales respaldados por activos", explicó el comunicado del banco central. La Reserva Federal jamás ha llevado a cabo una financiación de estas características, y según los analistas, no tiene atribuciones legales para hacer préstamos sin garantías, de manera que se requeriría la participación del Departamento del Tesoro como garante contra cualquier pérdida.