La Reserva Federal estadounidense (Fed) ha comprado obligaciones del Tesoro por 7.542 millones de dólares suplementarios. Esta iniciativa se suma a la adquisición de 7.500 millones de dólares realizada el miércoles durante la primera operación de este tipo desde que la Fed decidió intervenir directamente en el mercado obligatorio. El banco central anunció el 18 de marzo que preveía comprar hasta 300.000 millones de dólares en obligaciones del Tesoro a largo plazo en los próximos seis meses. El propósito de esta medida es "ayudar al mejoramiento de los mercados de crédito".