La Comisión Europea estudiará "atentamente" la queja de Iberdrola contra España por la reforma de la Ley de Auditorías y Sociedades Anónimas que le limita el blindaje a ACS en su junta accionarial.
En esta Ley se incluye la supresión de las limitaciones de los derechos de voto en empresas cotizadas, aseguró a Europa Press la portavoz de Mercado Interior, Chantal Hughes.

Iberdrola denunció el pasado 1 de octubre al Gobierno ante la Comisión Europea (CE) por la reforma de las leyes de Auditoría y Sociedades Anónimas que suprimen las limitaciones de voto en las empresas cotizadas, los llamados 'blindajes'. La eléctrica considera que la modificación de la legislación española «incumple el derecho comunitario».

La enmienda es considerada por la eléctrica una especie de 'caballo de Troya' para que la constructora ACS entre en su núcleo duro y desmembre la empresa y, es que, la denominada 'enmienda Florentino' suprimía la decisión de las juntas de accionistas de una compañía de limitar el derecho de voto de los mismos hasta un porcentaje máximo del capital. En el caso de la eléctrica vasca, los estatutos aprobados por la mayoría de los accionistas limitaban a un máximo del 10% el derecho de sufragio de un accionista independientemente del capital del que disponga.