“Forma parte de la naturaleza humana la tendencia a perder la perspectiva de las cuestiones generales y centrarse en las preocupaciones inmediatas y los objetivos personales”

Frases de “La caída del Imperio Romano”

Esta frase y otras que recupero aquí en este artículo, pueden venir muy bien de reflexión por las circunstancias que están rodeando el mundo financiero en la Comunidad Valenciana, en el caso de la Cam ( CAJA DE AHORROS DEL MEDITERRÁNEO) y otras instituciones que en este articulo no comentamos pero que son de circunstancias parecidas, por no decir iguales .-En la Cam, han pasado de sentirse fuertes, no necesitar a nadie para el futuro, de vociferar a los cuatro vientos que se podría enfrentar el futuro sin problemas, a negociar inextremis, el unirnos/fusionarnos con otra caja de fuera de nuestra comunidad o ser absorbidos por una más grande. Resuelto este crucigrama y después de conseguida una fusión, a través de un SIP, ser repudiados por sus mismos compañeros de viaje en esta aventura, por la situación patrimonial tan delicada de la Cam... ¿qué ha pasado? que sesudos estrategas tenían planificado el futuro de la entidad o ¿qué ha cambiado en tan poco tiempo? NADA, el motivo es el mismo: la difícil situación patrimonial de la entidad, derivada de la nefasta gestión de sus dirigentes durante los largos periodos de tiempo anteriores y su carrera desbocada por conseguir escalar posiciones en el ranking financiero, a base de volúmenes y poca o nula gestión.-Los resultados son visibles desde hace años, pero nadie lo reconocía en Publico, ¿dónde está Roberto, su director general , artificie de esta situación?

Cualquier ciudadano se preguntaba estas cuestiones y no encontraba contestación a las mismas pero el tiempo pone las cosas en su sitio y el problema venia de los egoísmos personales que al bien común de los ciudadanos.
Cuando un pueblo/empresa pierde el concepto de misión y se preocupa solo o más por los intereses de los individuos o personas más poderosos e influyentes, está sin dudarlo en un error de visión o iniciando la decadencia.-Y lo realmente complicado y difícil de esta decadencia es inapreciable en su inicio, muy en su inicio únicamente, porque el éxito del crecimiento crea instituciones tan grandes que están protegidas aparentemente de la ineficacia porque más tarde o temprano, los errores se pagan y ello produce situaciones en los balances de las entidades que al final tenemos que pagar todos, porque la responsabilidad siempre es de un tercero no identificado, o si lo es, no se le pueden pedir responsabilidades, ni pecuniarias ni de ningún otro tipo.

El continuado análisis de riesgo y las sucesivas alarmas del mercado ya indicaban la alocada carera emprendida, otra cuestión es el cerrar los ojos a la misma y no hacer caso a ninguna alarma, como ha pasado en la Cam.

Sería interesante repasar ahora las declaraciones de “las personas influyentes o poderosas” tiempo atrás, aunque sea para su única reflexión de las que las hicieron públicas, aunque lo realmente importante sería ahondar en los motivos de las mismas, “protegen sus intereses, personales o políticos, y su situación en los mismos”, ambos valen.

Muchos de nuestros dirigentes solo miran el hoy, son miopes al futuro y lo más peligroso, esconden la verdad de la situación y siempre hemos comentado que lo más importante es afrontar la realidad sea la que sea.- Porque no es de recibo que hace dos días éramos el “llanero solitario” y ahora esperamos, como mano salvadora, fusionarnos con otra entidad, la ayuda del Frob o un socio salvador, que nos compre aunque sea a precio de saldo para trastocar poco nuestro sillones y nuestra situación, aceptamos todo, si nuestros cargos permanecen, y ahora estaríamos contentos ,con ser absorbidos por otra entidad, perdiendo todas aquellas banderas que hace unos días enarbolamos.

Si nuestra situación, inmobiliaria, financiera, de morosidad, tiene solución, empecemos a solucionarla ya, sino la tiene, por que preocuparnos, así de simple podría ser.-Afrontemos la realidad y preparémonos para un futuro, levantemos nuestra vista y abandonemos los localismos y las posiciones cómodas personales, porque si no, esteremos en decadencia, no nos merecemos estas estrategias.

En una negociación, hay que saber en primer lugar, lo que la otra parte espera, y si una parte está dispuesta a negociar después de explicitar que no era así, el otro tiene una ventaja importante, y es saber que su planteamiento, esconde una mentira, es una realidad o es otra, partimos de una situación de necesidad y premura muy urgente, afrontemos la realidad y dejémonos de enarbolar mentiras .

El futuro, para la entidad es negro, afrontémoslo, partamos de esta situación, limpiemos la entidad de los antiguos y malos gestores y empecemos de cero, con el Banco de España, o con la entidad que pueda hacerse cargo de ella, con esto se podrá salvar algo

La naturaleza humana es así, de sencilla y de complicada a la vez.


RAFAEL MONTAVA MOLINA
Rafaelmontava@hotmail.com