La empresa británica de construcción inmobiliaria Persimmon ha informado hoy de que ha suprimido 1.100 puestos de trabajo este año debido a la crisis económica. Además, Persimmon, con sede en York (norte inglés), registró una caída en las ventas de sus viviendas del 31% en el primer semestre del año, frente al mismo periodo del año anterior.