Las grandes eléctricas europeas advierten de que las tarifas subirán como consecuencia de las políticas de la UE, que quieren aplicar la fórmula denominada 20-20-20. Esta ha sido una de las conclusiones extraídas de una mesa redonda en la que han participado, entre otros, el consejero delegado de Endesa, Rafael Miranda; el presidente de la alemana E.ON, Wulf Bernotat; el presidente de Enel, Fulvio Conti; y el presidente de la eléctrica sueca Vattenfall, Lars Josefsson. La UE pretende reducir en un 20%% sus emisiones de CO2 (dióxido de carbono) para 2020, al mismo tiempo que se consigue que el 20% de la energía final consumida en 2020 proceda de fuentes renovables, de aquí el 20-20-20. En opinión de Bernotat, "las renovables contribuyen a gestionar el suministro, pero no debemos dejar que su intermitencia afecte a la calidad de más del 90% de nuestras redes. Tendrá una mayor calidad de suministro" y ha advertido además de que "si bien nuestras sociedades se han habituado a unos precios demasiado bajos durante demasiado tiempo".