El PIB de EE UU creció un 2,6% en el tercer trimestre, una déficna más que la cifra adelantada y dos por debajo de lo que esperaba el mercado.
Por su parte, el índice de precios del PIB aumentó un 2,1% desde el 2,3% preliminar. En cuanto al consumo personal, el crecimiento se situó en el 2,4%, por debajo de las expectativas, que apuntaban a una subida del 2,9%, y frente al dato precedente de +2,8%.