La deuda hipotecaria de las familias siguió la senda moderada en el mes de agosto y ascendió a 676.324 millones de euros, un 0,5% más que en el mismo mes del año anterior, lo que supone el menor aumento de toda la serie histórica, tal y como recogen los datos del Banco de España.