El Estado británico tomó prestados el pasado abril 8.500 millones de libras (9.611 millones de euros), por encima de lo esperado por los analistas, según indicó hoy la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS). Esa cifra es casi cinco veces superior a la deuda de unos 1.800 millones de libras (2.013 millones de euros) registrada doce meses antes, señaló la ONS. La deuda neta del Reino Unido se sitúa actualmente en 754.000 millones de libras (855.076 millones de euros), equivalente a un 53,2 por ciento del PIB, la mayor en más de 30 años.
El incremento el mes pasado de los préstamos solicitados por el Gobierno refleja la bajada de los ingresos fiscales y el aumento de la demanda de subsidios estatales.

El ministro de Economía, Alistair Darling, predijo hace unas semanas que en este año fiscal, que empezó en abril, se tomarían préstamos por un valor récord de 175.000 millones de libras (197.500 millones de euros).

Las estadísticas de la ONS revelan un descenso de los ingresos gubernamentales por impuestos del 9,5 por ciento respecto a doce meses antes, hasta 38.800 millones de libras (43.800 millones de euros).

Sin embargo, el gasto total del Gobierno aumentó en abril un 5 por ciento, o 2.500 millones de libras (2.824 millones de euros), respecto a doce años antes, hasta 48.800 millones de libras (54.218,4 millones de euros).

El aumento del gasto por pago de subsidios en abril fue del 9 por ciento, hasta 13.300 millones de libras (15.000 millones de euros).