La agencia de calificación crediticia Standard & Poor´s ha reafirmado la máxima nota de solvencia ("AAA") de la deuda a largo plazo emitida por Noruega.

Además, S&P  también mantiene la perspectiva "estable" sobre la calificación del emisor escandinavo, considerado por los mercados el país con menor probabilidad de impago a nivel mundial.

La agencia de calificación destacó que este "rating" refleja la fortaleza de la posición fiscal de Noruega, beneficiada por sus significativos ingresos fiscales y procedentes de las exportaciones de petróleo y gas, así como por la prudencia en la gestión de los recursos naturales del país y la apertura de su relativamente diversificada economía.