El deuda de las entidades españolas con el Banco Central Europeo (BCE) comenzó el año con un nuevo crecimiento, al situarse en enero se situó en 77.318 millones de euros, un 34,4% más que en el mismo mes de 2009, según datos del Banco de España recogidos por Europa Press.