El endeudamiento también llega al sector eléctrico. Al cierre del primer trimestre del año, la deuda de las tres grandes eléctricas del país, Iberdrola, Endesa y Gas Natural Fenosa, ascendió a 68.737 millones de euros, lo que representa un aumento del 12% si se compara con el mismo periodo de 2009.
Pero el incremento de la deuda encuentra sus razones de forma diferente. Así, en el caso de Gas Natural, el incremento encuentra su justificación en la compra de Unión Fenosa por más de 17.000 millones de euros. Por su parte, Endesa ha puesto sobre la mesa todos sus esfuerzos por reducir su deuda, sin embargo el ratio de apalancamiento sigue castigando a la compañía pues ya asciende al 89,4%. En lo que respecta a Iberdrola, la compañía redujo de 31.175 millones a 29.094 millones el desajuste y sitúa la relación entre activos y deuda financiera en el 45,6%.