La demanda en los países emergentes crecerá en un 70% hasta el año 2030.
La demanada de gas natural, petróleo entre otros combustibles aumentará hasta en un 35% en 2030. Así opina la compañía Exxon Mobile quien además considera que será el gas natural el combustible que más crecimiento de demanda soportará, por delante del carbón.