El beneficio que registraron los bancos que cotizan en la bolsa española se redujo hasta marzo el 21,6%, debido al incremento de la morosidad como consecuencia de la crisis, lo que impulsó un aumento de las provisiones para insolvencias. En marzo, los bancos que cotizan en la bolsa española -Banco Andalucía, Banco Guipuzcoano, Banco Pastor, Banco Popular, Banco Sabadell, Banco de Valencia, Banesto, Bankinter, BBVA y Santander- lograron un beneficio de 3.890,7 millones de euros frente a los 4.967,8 obtenidos en 2008