La Corte Suprema de Estados Unidos señaló el lunes que no resolverá si una petrolera ecuatoriana puede considerarse parcialmente responsable en un caso por  27.000 millones de dólares en contra de su ex socio comercial, Texaco Petroleum Co., filial de Chevron Corp. Texaco estuvo asociada con la estatal Petroecuador desde 1974 hasta 1992 para producir petróleo en la región Oriente de Ecuador. Ciudadanos ecuatorianos demandaron posteriormente a la matriz de Texaco, Chevron, afirmando que las operaciones petroleras habían dañado al medio ambiente. Un tribunal ecuatoriano no ha resuelto sobre el caso, pero podría ordenar un pago de hasta 27.000 millones de dólares por el saneamiento y restauración del área de Lago Agrio. Texaco argumentó que su socio ecuatoriano tendría que participar en las negociaciones de la demanda, pese al hecho de que nunca suscribió formalmente un acuerdo de operación conjunta.