La contratación de hipotecas 'subprime' (hipotecas que se conceden a personas que no alcanzan el estándar crediticio normal) en Estados Unidos pasó de representar el 8,5% del total de hipotecas concedidas en 2003, al 20,1% en 2006, según ha publicado La Caixa. La entidad financiera ha explicado que el auge de las hipotecas de alto riesgo "se vio favorecido" por el encarecimiento del precio de la vivienda, que implicó crecientes dificultades para su adquisición por parte de los hogares estadounidenses (el índice de accesibilidad cayó un 20% entre 2003 y 2006).