El índice alcanza los 111,2 puntos desde los 110,3 del mes de enero.

Son datos del Instituto Ifo extraídos del índice que mide la confianza de los empresarios alemanes y que volvió a subir en el mes de febrero 0,9 puntos marcando un nuevo máximo histórico.

La importancia de este dato reside en su repercusión en los mercados internacionales. De momento, ha superado las expectativas de los analistas que apostaban porque el índice se mantuviera estable, en torno a los 110,3 puntos de enero.