El índice de confianza del inversor español vuelve a sufrir una caída considerable, registrando al cierre del ejercicio sus niveles más bajos desde inicios de 2009.
El indicador se sitúa en -2,93 puntos entre octubre y diciembre, de acuerdo con los resultados de la encuesta que elabora trimestralmente J.P. Morgan Asset Management. La crisis económica sigue siendo la principal razón esgrimida por los encuestados para justificar su pesimismo. De hecho, 9 de cada 10 encuestados temen que la salida de la crisis se demorará más de dos años e incluso la mayoría de ellos creen que no abandonaremos la crisis antes de 3 años.

El descenso del valor del índice con respecto al del trimestre anterior (cuando fue de -2,17 puntos), se explica porque el número de inversores que consideran que la bolsa probablemente baje en los próximos 6 meses continúa aumentado. En cuanto a la evolución mensual del índice, los meses de octubre y noviembre fueron muy negativos –los peores desde 2008-, mientras que en diciembre se produjo una considerable mejora, probablemente debido a las elecciones de noviembre.

El índice de confianza del inversor se obtiene ponderando las respuestas a la siguiente pregunta: “¿Cómo cree que evolucionarán los mercados bursátiles en los próximos 6 meses?”. La media de todas las evaluaciones indica la tendencia del mercado. Si todos los encuestados contestaran “Muy probable suba”, el valor del índice sería +20, mientras que si todos contestaran “Muy probable baje”, sería -20.

• Muy probable suba: +20
• Probable suba: +10
• Ni probable ni improbable: 0fdbgrg
• Probable baje: -10
• Muy probable baje: -20

Malas perspectivas para el mercado español

Para los inversores que creen que los mercados van a subir en los próximos seis meses, el hecho más destacado del trimestre es la caída de las perspectivas del mercado español, que pierde casi 14 puntos entre las preferencias de los inversores y se sitúa detrás de los mercados asiáticos (sin Japón), Europa y Estados Unidos a la hora de valorar el mercado que experimentará más subidas en el siguiente periodo.

El pesimismo alcanza records y provoca que depósitos y cuentas remuneradas pierdan terreno

El pesimismo de los inversores españoles sobre la salida de la crisis se sitúa en máximos históricos. Más del 85% de los inversores estima que la recuperación todavía tardará en producirse al menos 2 años, un nivel nunca visto en la historia de la encuesta. Además, destaca el hecho de que 6 de cada 10 entrevistados temen que la reactivación económica tarde incluso más de 3 años en producirse.

Este sentimiento sobre los mercados se ve reflejado a la hora de contratar nuevos productos de ahorro e inversión, ya que incluso los productos más seguros se ven penalizados. El 91 por ciento de los encuestados reconoce tener un depósito, cuenta o libreta de ahorro, tres puntos menos que en la oleada anterior y su nivel más bajo desde mediados de 2010.


Intenciones de inversión para los próximos seis meses

La encuesta elaborada por J.P. Morgan Asset Management y GFK Emer dedica también un apartado a recoger las intenciones de los inversores para los próximos seis meses. Lo más significativo, es la caída de 7 puntos porcentuales de la previsión de contratación de depósitos y el aumento de 4 puntos de los que no prevén la contratación de ningún producto. Esto último puede deberse a la falta de capital disponible para inversión y al aumento de la incertidumbre en los mercados en los últimos meses.


El índice refleja una caída de la confianza de los inversores a nivel regional excepto en Canarias*

Zona Noreste (Cataluña y Aragón): pese a ser la región que históricamente había mostrado una mayor confianza por parte de los inversores, podemos observar cómo se ha producido un descenso pronunciado de esta hasta los -2,2 desde los -0,5 de la oleada anterior.

Zona Este (Comunidad Valenciana y Murcia): la confianza del inversor en esta zona se sitúa en -1,9, marcando mínimos desde 2009.

Zona Centro (Comunidad de Madrid, Castilla y León y Castilla La Mancha): el pesimismo en esta zona marca mínimos históricos situándose en -3,2.

Zona Sur (Andalucía): la confianza del inversor en esta zona marca mínimos desde 2009, -3,6 puntos. Esta región es la que históricamente ha reflejado una menor confianza por parte de los inversores.

Zona Noroeste (Galicia y Asturias): la confianza de los inversores en esta región se sitúa en -1,9, reflejando valores similares a los que se veían en los mínimos de 2008.

Zona Norte (País Vasco y Cantabria): tras reflejar un comportamiento muy estable durante las últimas oleadas, los inversores de esta región sitúan su confianza en un -2,1, frente a un -0,8 del semestre anterior.

Canarias: la Comunidad Canaria ha sido la única en la que ha mejorado la confianza durante el último semestre, situándose en -2,2 frente a los 3,2 de la oleada anterior.