La confianza del consumidor en Reino Unido subió en julio a su nivel más alto en un año, según revela la encuesta de TNS Survey. La evaluación positiva sobre el futuro de la economía llegó a un nivel de 60, en una escala de 0 a 100. El fin de la caída de los precios de la vivienda en Reino Unido es uno de los principales motivos de mejora en la percepción de la población.