La confianza del consumidor ha registrado un inesperado descenso en febrreo, hasta una lectura de 73,7, desde los 74,4 puntos de febrero. Los analistas esperaban un repunte del indicador hasta 76 puntos.