La compraventa de viviendas cayó un 18,3% en mayo respecto al mismo mes del año anterior, hasta un total de 30.797 operaciones.

Esta caída está justificada por el descenso de las transacciones en la vivienda nueva, que bajaron un 22,7%, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta forma, las operaciones de compraventa de viviendas moderan su caída en el quinto mes del año y caen por tercer mes consecutivo, ya que en abril retrocedieron un 29,7% y en marzo, un 11,9%.

Dichos descensos se producen después de haber iniciado el año con tasas positivas, al haber registrado un aumento del 10,5% en febrero y del 19,6% en enero, mes en el que se rompió la senda negativa que el indicador había experimentado en los cuatro últimos meses del pasado año.

En tasa intermensual (mayo sobre abril), la compraventa de viviendas experimentó un crecimiento del 27,8%.

De las 30.797 operaciones de compraventa de viviendas registradas en mayo, el 86,6% fueron sobre vivienda libre y el 13,4% sobre vivienda protegida.