La empresa de telefonía móvil estadounidense AT&T ha anunciado la adquisición de su competidora T-Mobile, lo que la convierte en la mayor de Norteamérica.


El acuerdo de 39 billones de dólares para la adquisición de T-Mobile por parte de AT&T, convierte esta operación en la más grande desde que comenzó la crisis financiera en 2008 y la más grande en la industria inalámbrica desde 2004. De esta forma, AT&T se coloca como la mayor compañía de telefonía móvil de Norteamérica. Este acuerdo llega en medio de un repunte en la demanda de los fabricantes de equipos. El acceso a los vídeos y juegos en dispositivos Apple o Android están impulsando a los operadores a reforzar sus redes.

Las negociaciones entre AT&T y Deutsche Telekom, hasta ahora T-Mobile era la filial estadounidense de esta, comenzaron desde el último mes del año pasado. Aunque el acuerdo esté ya cerrado, el proceso todavía durará unos meses porque ahora toca intervenir a las autoridades estadounidenses que deben dictaminar si la compra se ajusta a las leyes del país.

Este acuerdo, tal y como informan en Bloomberg, puede convertirse en menos pedidos y menos márgenes para Ericsson y otros proveedores de telecomunicaciones. Haakan Wranne, analista de Swedbank en Estocolmo se refería a este proceso al decir que “cualquier fusión de esta magnitud significaría un gasto de capital que derivará a corto plazo en incertidumbre. Cuando dos operadores se fusionan, los gastos de capital no van a crecer a largo plazo”.

AT&T explicaba la fusión en términos positivos diciendo que dará lugar a más de 40 billones de dólares en ahorros, incluida la referida a la superposición y compras. Las malas noticias llegan para otros proveedores como Ericsson, Nokia, Siemens Networks y Alcatel-Lucent. La nueva compañía tendrá el poder de compra para exigir precios más bajos en equipos de infraestructuras. Thomas Langer, analista de WestLB en Alemania, aludió a este movimiento hablando de que “la compañía, resultado de la fusión, puede discutir la manera de exprimir a los proveedores un poco más, ya los márgenes son algo más altos en EE.UU.”.

Ericsson obtuvo el 24.3% de sus ingresos de América del Norte el año pasado gracias a la compra de acciones de Nortel Networks Corp. Estados Unidos es su mayor mercado de ventas en los últimos dos años. La compañía mantuvo el año pasado su margen en el 12%. Y es que, hasta el momento, Ericsson era uno de los principales proveedores de productos de AT&T.

A las 19.20 horas, la cotización de AT&T caía un 0,67% hasta los 28,07 dólares, la de Apple está subiendo un 0,24% hasta colocar el precio de su acción en torno a los 340,13 dólares. El resto de teleoperadores están viendo como disminuye su cotización. Ericsson está descendiendo un 0,33%, 12,08 dólares su acción, Nokia cae un 0,24% aproximadamente hasta poner el precio de su acción en 8,38 billetes verdes. Siemens lo hace un 1,73% cayendo hasta 129,87 dólares su acción y Alcatel un 2,95% situándose en 5,11 dólares su cotización.