Google, propietario del motor de búsqueda más popular del mundo, declaró que la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) estadounidense ha iniciado una revisión de las prácticas empresariales de la compañía.

“Respetamos el proceso de la FTC y vamos a trabajar con ellos , como hacemos con otras agencias, en los próximos meses para responder a preguntas acerca de Google y de nuestros servicios”, explicó en un blog Amit Singhal, miembro de la compañía del buscador. Asimismo, informó que “no está claro exactamente lo que a la FTC le preocupa”.

Reguladores de Estados Unidos y europeos están aumentando su control hacia la empresa. Ésta, al igual que Microsoft en los años 90, puede verse forzada a pasar años defendiéndose para probar que no mantiene alejados a los competidores, perjudicando de esa forma a los consumidores.

“Este no es un caso trivial”, dijo Marc Schildkraut, abogado de Dewey & LeBoeuf en Washington y ex director adjunto de la Comisión Federal de la Competencia. “Es el comienzo de un largo proceso”, añadió.

“Usar Google es opcional”, escribió Singhal. “Hay muchas otras opciones disponibles para obtener información: otros motores de búsqueda generales, especializados, navegación directa, aplicaciones móviles, etc”, enumeró.

En un documento separado, la compañía explicó que la U.S. Securities and Exchange Commision recibió una demanda civil de investigación por parte de la FTC en relación con una revisión de la Comisión Federal de Comercio por las prácticas comerciales de Google, donde se incluyen el modo de búsqueda y la publicidad.

A las 20.45 hora española, la cotización de Google cae un 1,05% en Wall Street hasta 475,20 dólares.