La constructora Acciona y el grupo energético italiano Enel tienen vía libre de la Comisión Europea para seguir adelante con su OPA sobre Endesa. La Comisión ha concluido que la operación propuesta no impide de forma significativa la competencia efectiva en el Área Económica Europea, ni en parte de ella. La OPA ya ha recibido la aprobación de la Comisión Nacional de la Energía española, con la imposición de 12 condiciones.
Condiciones entre las que se incluye la obligatoriedad de mantener la compañía como empresa autónoma. Además, el supervisor español se otorga el poder de revocar acuerdos si considera que pueden ir en contra del interés general o la seguridad pública. Sin embargo, la CNE no estableció ninguna condición de venta de activos para que salga adelante la operación. La Comisión Europea ha señalado que estudiará detenidamente estas condiciones por si infringen la normativa comunitaria.