La comisaria de Competencia, Neelie Kroes, reiteró hoy que su intención es decidir si aprueba el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), cuyo objetivo es facilitar las fusiones de cajas de ahorros con ayudas públicas, antes de abandonar su actual cargo, algo que sucederá, si no hay más retrasos, el 9 de febrero cuando la Eurocámara ratifique a la nueva Comisión Europea. "La comisaria Kroes está muy dispuesta a tomar una decisión sobre este caso lo antes posible y preferiblemente antes del final de su mandato como comisaria de Competencia", explicó su portavoz, Jonathan Todd. En el nuevo equipo de José Manuel Durao Barroso, Kroes cederá la cartera de Competencia al español Joaquín Almunia y pasará a dirigir el departamento de Telecomunicaciones.