La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) iniciará un análisis de carácter técnico acerca de los movimientos de acciones en Repsol para determinar si procede investigar el caso y abrir un expediente sobre el asunto.

Responde así a la petición de la petrolera tras detectar movimientos inusitados en las fechas en que Sacyr y Pemex anunciaron su acuerdo de sindicación.

Fuentes del supervisor explicaron a Europa Press que, tras la llegada en la tarde de ayer a sus dependencias de la solicitud de Repsol, que se suma a la ya cursada por los minoritarios de Aemec, la CNMV aplicará el procedimiento previsto para estos casos, que se inicia con el análisis técnico.

Las fuentes recalcan el carácter general de este procedimiento y recuerdan que por ley la CNMV debe cuidarse de ofrecer información sobre su tramitación. En contra de lo que ocurre con otros organismos como la Comisión Nacional de la Energía (CNE), la decisión sobre la apertura de un expediente investigador corresponde a los servicios técnicos.