La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha ampliado el rango estático de la compañía entre un nuevo desplome de sus acciones que llegaron a perder más de un 20%, tras volver a cotizar esta mañana. Colonial, con un elevado nivel de endeudamiento, está presionada por su condición de compañía inmobiliaria en un momento de desaceleración de la actividad del sector en España, en un contexto económico global definido por las dificultades y la tendencia alcista de los tipos de interés. En estos momentos, los títulos de la compañía ceden un 11,7% a 1,66 euros.