La Comisión Europea sopesa adoptar medidas tanto legislativas como no legislativas para tratar de reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres, como el endurecimiento de las sanciones contra los empresarios que incumplan el derecho a igual salario, el aumento de la transparencia en los salarios, o la presentación de informes periódicos sobre la diferencia salarial, según anunció hoy la vicepresidenta del Ejecutivo comunitario y ministra de Justicia, Viviane Reding.