La Comisión Europea propuso hoy oficialmente, pese a la oposición de la mayoría de Estados miembros, prorrogar otros 15 meses los aranceles a las importaciones de calzado de cuero procedente de China y Vietnam para protegerse de la venta de estos artículos en la UE a un precio inferior a su coste de producción. Estos recargos 'antidumping', que se establecieron en 2006, ascienden al 16,5% del valor de los artículos en el caso del calzado importado de China y al 10% en el caso de Vietnam.