La Comisión Europea ha elevado su previsión de crecimiento de la zona euro para 2007 y 2008 al 2,6% y 2,5%, respectivamente. Sin embargo, advierte de riesgos externos crecientes, como el reciente aumento en los precios del petróleo y una fuerte ralentización en Estados Unidos.
Las anteriores previsiones de la comisión eran de un crecimiento del 2,4% para 2007 y del 2,2% para 2008. Sin embargo el organismo advirtió de que los riesgos externos se acentuarán, en particular la posibilidad de un mayor aumento en los precios del petróleo y una pronunciada ralentización en EEUU. La Comisión elevó su previsión de inflación de 2007 al 1,9% frente al 1,8%, aunque mantuvo su previsión de 1,9% para 2008. Sobre la amenaza de una fuerte ralentización en EEUU, dijo que ésta podría afectar gravemente la pauta de crecimiento de la economía mundial. En cuanto a la política monetaria, la Comisión dijo que 'las condiciones de financiación siguen favorables' a pesar de las últimas subidas de los tipos de interés del BCE. 'En este momento, los precios de mercado dan a entender que existe una gran probabilidad de que haya una nueva subida de tipos de 0,25 puntos básicos en el transcurso de 2007', dijo. Por países, la Comisión elevó la previsión de crecimiento de Alemania para 2007 a 2,5% frente el 1,8% anterior y al 2,4% frente el 2% para 2008. Para Francia se prevé un crecimiento de 2,4% en 2007, frente al 2,2%, mientras que para 2008 se espera un 2,3% frente a un 2,1%. Para Reino Unido la previsión se elevó al 2,8% frente al 2,7% para 2007 y del 2,4 al 2,5% para 2008. Para los 27 países de la Unión Europea se elevó la previsión a 2,9% frente el 2,7% anterior, y se prevé una expansión del 2,7% para 2008.