La Caixa obtuvo un beneficio neto recurrente de 1.507 millones de euros en el ejercicio 2010, lo que supone un 11,9% menos que en 2009.
La entidad ha publicado un Core Capital del 8,6%, un Tier-1 del 9,9% y un Tier total del 11,8%. El nivel de liquidez se consolida entre los más altos del sistema financiero español, con 19.638 millones.

El volumen de negocio aumentó hasta los 437.443 millones (+5,2%), impulsado por la cartera de créditos sobre clientes, que aumentó un 6,5%, y los recursos totales de clientes, que creció un 4,2%.


Ayer La Caixa anunciaba sorpresivamente que sacará un nuevo banco, CaixaBank, como división de la propia matriz y su participaca Criteria. Dicha financiera nacerá sin los activos inmobiliarios y 8.200 millones de deuda procedentes de la caja de ahorros catalana.