El petróleo superó el jueves por primera vez en su historia los 100 dólares el barril y se cotizó a 100,09 dólares en Nueva York, tras el anuncio de una caída de las reservas estadounidenses de crudo y en un contexto de fuertes tensiones geopolíticas e intensa especulación. Mientras los analistas esperaban un retroceso de sólo dos millones de barriles de petróleo, el Departamento estadounidense de Energía (DoE) anunció el jueves una caída muy pronunciada, de 4 millones de barriles, en la semana culminada el 28 de diciembre.
Este anuncio avivó los temores de una escasez de crudo en este periodo de frío y de fuerte consumo de productos de calefacción. El miércoles, el barril de crudo tocó pero no superó por primera vez en su historia el umbral psicológico de los 100 dólares en Nueva York. La escalada de los precios fue provocada por un retorno de las tensiones geopolíticas en Pakistán y en Nigeria, que se unieron al retroceso del dólar, a una aguardada ola de frío en Estados Unidos y a la llegada de fondos especulativos al mercado en este inicio del año.