El Euro Stoxx 50 cierra con un avance del 1,4% a 2.831,92 puntos, apoyado en el repunte de los valores relacionados con los recursos básicos, por la subida del precio de los metales y por el impulso de las mineras tras la decisión de Australia de mantener los tipos de interés.