La bolsa española arranca la primera sesión del semestre con recortes del 0,7 por ciento, para colocarse en los 14.788 puntos. Antena 3, Sacyr Vallehermoso, NH Hoteles y Repsol lideran los retrocesos en la apertura, al ceder más de un 1 por ciento, en un día negativo para todos los pesos pesados. Los inversores están pendientes del estreno de BME en el Ibex, con caidas del 0,81 por ciento, y del reparto de numerosos dividendos, entre ellos los de Iberdrola, Unión Fenosa o Endesa en el sector eléctrico.
La renta variable española estrena semestre en negativo. Sigue la senda de pérdidas de la última jornada en Wall Street, en un clima enrarecido por las inquietudes sobre las hipotecas de alto riesgo en EEUU y por las alertas terroristas en el Reino Unido. Los expertos señalan que es un día para hacer caja con los dividendos y para esperar y ver. Xavier Cebrián, analista de Gaesco Bolsa, asegura además que el principal catalizador de los mercados será ahora la presentración de resultados empresariales, que comienza en unas jornadas. A su juicio, la lógica de las bolsas hace pensar en una corrección “en caso de que los resultados no sean buenos o decepcionen, sin embargo no vemos motivos que hagan cambiar la tendencia alcista en los próximos meses”. Los pesos pesados -salvo Endesa- amanecen con retrocesos, sobre todo Repsol, que se deja más de un 1 por ciento en los primeros compases de la jornada y el sector constructor se coloca también entre los más perjudicados por las ventas.