El índice RTS de la Bolsa de Moscú ha concluído la sesión del viernes con una caída del 5,58% para cerrar en los 1.951,29 enteros en su peor sesión en los últimos seis meses después de que el primer ministro ruso, Vladimir Putin, endureciera ayer su discurso respecto a la minerometalúrgica rusa Mechel, a la que acusó de encarecer el precio de venta del carbón para los productores de acero ruso. El selectivo ruso que agrupa a las 50 mayores compañías cotizadas en la Bolsa de Moscú acumula de este modo su cuarta sesión consecutiva a la baja y suma ya una caída superior al 20% desde sus máximos de mayo.