La bolsa neoyorkina terminó con un fuerte repunte el pasado viernes tras la bajada del tipo interbancario que cobra la Reserva Federal . El índice Dow Jones subió un 1.82% mientras que el Nasdaq alcanzó el 2.20% de subida. La medida de la FED, que ayudará a "favorecer el restablecimiento de condiciones ordenadas en los mercados financieros", devolvió la confianza de unos inversores que penalizaron a Wall Street durante siete sesiones consecutivas.
La Bolsa de Nueva York terminó con un fuerte repunte este viernes, con los inversores celebrando la asistencia de la Reserva Federal (Fed) estadounidense, que bajó su tipo de descuento: el índice Dow Jones subió un 1,82% y el un Nasdaq 2,20%. El Dow Jones Industrial Average (DJIA) ganó 233,30 puntos para cerrar en 13.079,08 puntos y el índice compuesto del Nasdaq subió 53,96 unidades a 2.505,03 puntos, según cifras definitivas de cierre. El índice ampliado Standard and Poor's 500 subió por su parte 2,46% (+34,67 puntos) a 1.445,94. Se trata de la primera alza de Wall Street en siete sesiones. Nueva intervencción de la FED Una hora antes de la apertura de la bolsa de Nueva York, la Reserva Federal decidió bajar su tipo de descuento en 0,50 punto porcentual a 5,75%. No se trata del tipo principal o 'Fed Funds', que es aquel por el cual los bancos se prestan entre ellos, y que está fijado en el 5,25%. El tipo de descuento es el precio de los préstamos directos realizados por la Reserva Federal a las instituciones financieras. Esta medida, que según la Reserva Federal apunta a 'favorecer el restablecimiento de condiciones ordenadas en los mercados financieros', fue acogida con entusiasmo en Wall Street. 'La Fed muestra claramente que intervendrá para proteger a la economía. Es muy importante para devolver la confianza a los inversores', afirmó Marc Pado, analista de Cantor Fitzgerald. 'Es un paso en la dirección correcta. Esto indica que la Fed tiene conciencia de lo que ocurre en los mercados financieros y está lista a inyectar liquidez en caso de necesidad', añadióMichael Malone, analista de Cowen & Co. En total, la Fed inyectó 94.000 millones de dólares en el sistema monetario desde el 9 de agosto, fecha en que comenzó sus intervenciones. La crisis aun no ha terminado Los analistas subrayaron sin embargo el carácter principalmente simbólico de la intervención de la Fed, considerando que la crisis financiera está lejos de haber sido superada. Una nueva intervención de la Fed podría ser necesaria para contener completamente la tempestad causada por los 'subprime', por ejemplo una reducción de su principal tasa directriz, mantenida en 5,25% desde junio de 2006. Luego de su intervención del viernes, los inversores creen que 'la Fed está mejor dispuesta a reducir sus tasas en la reunión de septiembre', afirmó Al Goldman, analista de A.G. Edwards. En el mercado obligatorio, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 4,673% contra 4,600% en la noche del jueves y el de los títulos a 30 años a 4,500% contra 4,925%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.