La dirección y algunos importantes accionistas del grupo aeronáutico EADS, propietario de Airbus, cometieron un 'delito masivo de información privilegiada' y el Estado francés conocía la situación, según una 'nota preliminar' de la Autoridad de Mercados Financieros (AMF) enviada a la justicia y revelada por el diario Le Figaro. Ese documento, que la AMF acaba de enviar a la fiscalía de París, denuncia un 'delito masivo de información privilegiada cometido entre noviembre de 2005 y marzo de 2006, antes de que se conocieran las dificultades de Airbus', lo que provocó el derrumbe de la 'acción de EADS', según el diario.