La aseguradora china Ping An Insurance obtuvo un beneficio neto de 268 millones de yuanes (29,6 millones de euros) al cierre de su ejercicio fiscal 2008, lo que representa un descenso del 99% respecto al ejercicio anterior. La drástica caída de las ganancias de la segunda mayor aseguradora china por valor de mercado vino provocado por la depreciación, superior al 90%, de la participación del 4,81% que Ping An controla el grupo bancario belga holandés Fortis, que tuvo que ser intervenido el pasado otoño por los gobiernos de Bélgica, Países Bajos y Luxemburgo. De este modo, Ping An cerró el último trimestre de su ejercicio con pérdidas de 1.340 millones de yuanes (148 millones de euros), lo que supone el segundo trimestre consecutivo en 'números rojos' de la entidad y contrasta con el beneficio de 3.720 millones de yuanes (411 millones de euros) del mismo periodo de 2007.