El precio del cobre sigue disparado mientras que el barril de crudo sigue apreciándose y el West Texas está a punto de alcanzar los 90 dólares por barril.

Según acaba de comentar el estratega Robin Griffiths de Cazenove Capital en declaraciones a la CNBC "el cobre es un metal clave para todo el sector eléctrico, de hecho su cotización está a punto de alcanzar máximos históricos por lo que todo esto muestra una señal de compra clara".
 
Para el estratega, el hecho de que la gente se vuelva más optimista respecto a la recuperación económica global, supone "un fuerte incremento en la demanda de cobre", ya que es un componente clave para cualquier desarrollo industrial.

Además añade que "últimamente hablamos del oro y la plata como activos alcistas, pero en estos momentos el cobre presenta un potencial de apreciación del 50%" añadió Griffiths.

Por otro lado, ve con "una alta probabilidad" que el crudo alcance los 104 dólares por barril en el corto plazo.




Síganos en twitter:

twitter.com/migfreijo
twitter.com/estrategiasTv