La actividad en el sector servicios en España se redujo a un ritmo más rápido en agosto.

La actividad del sector terciario cayó a su nivel más bajo desde diciembre de 2009 y las empresas perdieron optimismo sobre las perspectivas para el próximo año.

El índice de gerentes de compra (PMI) de las empresas en el sector servicios cayó hasta los 45,2 en agosto, frente a los 46,5 en julio y por debajo de una previsión de 46,6. Se ha reducido en 5 puntos en sólo dos meses.

Eso marcó el segundo mes consecutivo en que el índice para el sector servicios, que constituye cerca del 70% de la economía española, se ha mantenido por debajo de la marca de 50 que separa el crecimiento de la contracción.

Los datos del sector manufacturero mostraron que la actividad industrial española se contrajo por cuarto mes consecutivo en agosto.