Carrefour abrió la sesión el jueves con una fuerte caída al día siguiente de publicar sus resultados del segundo trimestre. A las 0830 GMT, la acción descendía un 8,1% a EUR31,65, tras anunciar el miércoles una ralentización en el crecimiento de sus ventas del segundo trimestre debido a un menor gasto de los consumidores, que pasó factura en sus operaciones en Francia. El grupo minorista galo indicó el miércoles que sus ventas aumentaron en el segundo trimestre un 6% a EUR23.720 millones, frente a los EUR23.880 millones previstos por los analistas encuestados, una cifra calificada de "muy mediocre" por Deutsche Bank, que recomienda mantener.