La Caja Gipuzkoa San Sebastián Kutxa ha obtenido en el primer semestre de 2011 un resultado consolidado de 28,5 millones de euros, con el que vuelve a cumplir su previsión presupuestaria para los seis primeros meses y para su proyección a fin del ejercicio.

El beneficio representa un 30,87% menos que el registrado en el mismo periodo de 2010. El resultado de la matriz a 30 de junio ha sido de 23,4 millones de euros.

Según ha informado la entidad, los datos relativos a la gestión en la caja guipuzcoana y su proyección en la cuenta de resultados "mantienen en líneas generales la senda apuntada ya en el primer trimestre del año". Además, ha citado la venta a BPA del Banco Madrid, entidad que era cien por cien propiedad de Kutxa, hecho que se produjo en el mes de julio, y que tendrá su reflejo en los resultados del tercer trimestre.

Kutxa ha destacado el descenso generalizado del margen de intereses en el sistema financiero en 2011, que hasta marzo fue de un 30% para el sector de las cajas de ahorros. En este escenario, "gracias a la gestión prudente", el margen de intereses de la caja guipuzcoana presenta hasta junio un descenso del 19,8%.

También ha señalado la contención en los gastos de explotación que al término del primer semestre se reducen un 2,27% en relación con el mismo periodo del año anterior. Asimismo, los ingresos por servicios típicos han aumentado un 1,15%.