A pesar de respetar la directriz alcista trazada con los mínimos de 2003 y finales de 2009, podemos observar como ASML viene formando una figura geométrica bajista en forma de canal marcado por las líneas rojas desde marzo del presente año.

Hacia mediados del pasado mes, la directriz bajista fue violada para dar paso a un proceso alcista con una inclinación significativa, especialmente en el último impulso iniciado el 3 de octubre. Actualmente, tenemos que estar atentos al movimiento actual porque se encuentra en zona de sobrecompra y podría producirse el giro. Podríamos tantear cortos hacia los 24,445 euros. Por encima de los 29.39 euros nada de cortos.

Debemos estar atentos a la evolución de precios, podríamos pensar que se trata de una divergencia alcista, habiendo realizado ya el giro por lo que barajaríamos la posibilidad de entrar en cortos pues posiblemente su evolución siga hasta el primer nivel de soporte.