La consejera de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía, Carmen Martínez Aguayo, consideró hoy que lo "lógico" es que los actuales consejos de administración y responsables al frente de Unicaja y de Caja Jaén, que con los que van a iniciar un proceso de fusión entre ambas entidades, sean también los que lo culminen. En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, la consejera opinó que no sería de "sentido común" abordar un proceso de renovación de los órganos en esas entidades cuando se ha iniciado un proceso de fusión, que en sí ya es muy complejo. Aludió al hecho de que, en virtud de la actual Ley de Cajas de Ahorro andaluza, los procesos de fusiones interrumpen y determinan que no se inicien los procesos de renovación parcial de los órganos de gobierno que correspondan, algo que se aplicó con El Monte y Caja San Fernando.