J.P. Morgan Chase & Co. (JPM) obtuvo un resultado más sólido de lo esperado en el segundo trimestre gracias, en parte, a una reducción en las reservas por pérdidas de préstamos.  Las acciones de la firma subían el jueves por la mañana un 1,6% a  40,48 dólares en las negociaciones electrónicas previas a la apertura del mercado. Al cierre del miércoles, la acción había subido un 11% en el último año.
J.P. Morgan Chase registró una ganancia de 4.800 millones de dólares durante el segundo trimestre, un incremento del 76% frente al beneficio de 2.720 millones, o 28 centavos por acción, del mismo período del año pasado.  El resultado del último trimestre incluyó un beneficio de 36 centavos por la reducción de las reservas por pérdidas de créditos y un cargo de 14 centavos por un bono tributario en el Reino Unido, mientras que el resultado del año anterior incluyó 37 centavos en cargos contables.

Los ingresos sobre una base administrada -que excluye el efecto de titularizaciones de tarjetas de crédito y tiene una base tributaria equivalente- sumaron 25.610 millones en los tres meses, una caída del 7,6% frente a un año atrás.

Las provisiones administradas por pérdidas de préstamos fueron de 3.360 millones de dólares, por debajo de los 9.700 millones de un año antes y los 7.010 millones del trimestre previo.