La exposición de la banca francesa a la deuda griega ha pasado hoy factura a las entidades galas que han visto como las cotizaciones de sus títulos caían al cierre de la sesión con importantes recortes que han llegado hasta el 12%. Los miedos, que se van haciendo tejado y casa, a una posible quiebra de la economía griega han despertado pavor entre los inversores franceses que han preferido deshacer posiciones en el sector bancario.

Las presiones bajistas sobre las entidades francesas han hecho que los títulos de BNP Paribas se hayan dejado al cierre un 12%. Jornada nefasta también para SG que se ha dejado un 10%, lo mismo que Credit Agricole.

Jornada negra también para Axa que se ha dejado más de un 9%.