El gurú norteamericano acaba de anunciar en su espacio dentro del programa de la CNBC que es un buen momento para apostar por "la renta variable y el oro", a los que ve un largo recorrido alcista.
Por otro lado ve un suicidio ir contra el sector de ventas minoristas, pues cree que no tendrá tan mal comportamiento como prevén algunos analistas.

Además considera que tras las elecciones de mañana se despejarán muchas dudas que existen actualmente en los mercados y sigue apostando por un rally alcista durante estos dos últimos meses que quedan de 2010.