El ex presidente de Grupo SOS Jesús Salazar ha perdido el control sobre un 6,1% del capital social de la compañía alimentaria, después de que un sindicato bancario formado por 13 entidades haya ejecutado garantías financieras pignoraticias aportadas por tres sociedades controladas por el empresario.
En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Commerzbank, como agente del sindicato, informó de que las obligaciones garantizadas por esta garantía financiera pignoraticia "han declarado vencidas anticipadamente y se han liquidado".

"El pasado 15 de junio, el sindicato bancario y la entidad de cobertura ejecutaron la garantía mencionada mediante el procedimiento de apropiación", indica la entidad, que agrega que, como consecuencia, "con fecha de hoy el depositario de las garantías ha procedido a traspasar a las entidades las acciones pignoradas".

Tras esta ejecución de garantías, Jesús Salazar verá reducida su participación en la compañía del 16,03% declarado anteriormente al 9,9%.